Emprender el viaje

Yo creo que cuando uno viaja, busca... se encuentra.


En la antigüedad, los mapas estaban en el cielo, y nuestros ancestros sabían muy bien que aquella fuerza que "ordenaba" lo grande, también ordenaba lo pequeño. Ningún concepto se limitaba a describir una sola área o materia de la existencia, todo estaba interrelacionado. 
La Cruz del Sur , por ejemplo, fue la constelación guía de viajeros y caminantes, desde los albores de la cultura Sudamericana. Pero mas allá de un evento astronómico, La Chakana, como se le conoce, proyectó su energía en los habitantes de los pueblos andinos, influenciando su imaginario. Fue para ellos "El Gran Ordenador": matemático, religioso, filosófico, social.
Ellos tradujeron a su mundo terrenal, los conceptos de medidas de espacio y tiempo, patrones geométricos, proporciones armónicas y puntos cardinales -entre otras cosas-, que observaron en La Cruz del Sur y alojaron todos los conocimientos en el símbolo, hoy milenario, de la cruz cuadrada, o cruz de cuatro escaleras: "escalera de ascenso y descenso". Así con ella, rigieron su mundo sutil, interior.

"La Chakana encierra una profunda relación entre el hombre y el mundo espiritual permitiendo ordenar los pensamientos en la búsqueda del contacto con las vibraciones del Cosmos"

La Cruz del Sur fue una de las primeras figuras celestes que conocí desde pequeña y siempre supe reconocer. Recuerdo las noches cálidas bajo el cielo misionero, reposeras en el jardín delantero de la casa, mis primas y yo, viendo las estrellas y las constelaciones subir al cenit, hasta la madrugada. De vuelta en la ciudad, se me perdían de vista en el cielo contaminado de luz artificial... también mi capacidad de volver a encontrarlas alguna vez. Pero la Cruz del Sur siempre estuvo ahí para mi. Tal vez su culto ancestral esta vivo, como un gen que duerme en nosotros... una información impresa en nuestro inconsciente colectivo.
Las civilizaciones aborígenes tenían una forma de desarrollo que se caracterizaba por la experiencia comunitaria y una visión del mundo centrípeta; muy contraria a nuestra sociedad actual individualista y globalizada. 
Somos del linaje de los pueblos del Sur, no me resultaría raro pensar que La Chakana me guió al Norte.

- alpaca - turquesa - jaspe rojo -
regalo especial para mi tía Isabel

15 comentarios

  1. Precioso Meli! espero que el viaje haya sido como lo esperabas, o mejor dicho hayas encontrado aquello que buscabas, bacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nina! previo al viaje, tuve expectativas; después me di cuenta que era perder el tiempo. Y ese pequeño tiempo ahí, me lleno el alma como no hubiese podido imaginar! :) Gracias por acompañarme!

      Eliminar
  2. ¡Hermoso lo que escribiste, hermoso regalo y hermoso regalo tu presencia! Me emocionó reencontrarte y reconocerte, me emociona ahora. Te queremos mucho, besos miles con cariño....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tia Isabel!! un gusto conocerla y envidiarle tan precioso regalo ♥♥♥

      Eliminar
    2. Fueron unos días hermosos! Gracias por recibirme tan amorosamente. Los quiero mucho y los llevo en mi corazón!

      Eliminar
  3. Esta vez te pasaste con ese hermoso collar, siempre se renueva la belleza, fruto de tus manos...
    te doy la bienvenida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy bienvenida!
      Por lo demás, intentaré pasarme, trabajo a trabajo; confío en un criterio y opinión ;) Abrazo amiga!!

      Eliminar
  4. Bienvenida de vuelta!
    me hiciste pensar en un poema de Alejandra Pizarnik que adoro y que termina diciendo "Arremete viajera!"

    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana! Me tomo esa frase como una voz de mando! ;)
      Besos!!

      Eliminar
  5. Que lindo collar y que beuna seleccion de colores. Espero que transites un excelente viaje, yo hare lo mismo en algunos dias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anne! Fue un mas que excelente viaje! y sabes que? vi golondrinas! Me acorde de vos.

      Eliminar
  6. Pasar por aqui y leerte me llena el alma,me trasmitis mucha paz.
    El collar divino.
    Besos Meli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jor! Tus palabras me dan mucha alegría!

      Eliminar
  7. Creo profundamente que cuando uno viaja, se mueve mucho mas que nuestro cuerpo físico. Nunca se vuelve igual de un viaje, aunque sea uno corto, no muy lejos.
    Vos sos una gran viajera de la vida: el alma siempre curiosa y dispuesta a lo nuevo!
    Gracias por compartir estos retazos de viajes (de todos los tipos)!!
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar

© SubliMeli
Maira Gall