Herencia


Herencia del verano quedó esta pieza. 
Algunas veces el concepto me llega y me enrosco en los vericuetos plásticos para dotarlo de materialidad. Otras, simplemente hago y el concepto encuentra los huecos receptivos del crear para acurrucarse calentito.
El colibrí fue de estas veces. Me fue llenando de mensajes, se fue llenando de significados.


collar "herencia del verano - estrella andina"
plata 925
cobre
esmalte
lapislázuli
palosanto

Nació de un impulso como otra joya latinoamericana el pasado octubre. Ave escurridiza, fue y vino a mi mesa de trabajo por mucho tiempo y en general, en los momentos mas calmos. Me recomendó especialmente un texto que le gustaba de "el cuaderno de Nippur":
"Vamos a suponer que digo verano,
escribo la palabra "colibrí"
la meto en un sobre,
y la llevo colina abajo hasta el buzón.
Cuando abras mi carta recordaras
aquellos días y cuánto, cuantísimo te quiero". 
Raymond Carver

...y como soy madre, empedernida escritora de diarios personales, claro que me conmovió.

Lo traje conmigo a medio hacer, de pichón, y cambió el plumón en mi nuevo taller.
Ah, si, eso también: en mi taller, Dani mi amiga me dijo un día "eso que hay ahí arriba son panales de avispas?", "mmm, no se pero tienen pinta, no?" le contesté, haciendo gala con ella de la compartida ignorancia sobre todo lo referido a nidos/panales/cuevas/madrigueras y otros menesteres de la vida silvestre. Nos quedamos con esa aseveración caradura, porque hablando hacíamos demasiado bullicio como para escuchar el susurro de los colibríes que ahí dentro anidaban, y que un día al llegar sola, a la siesta, cuando la luz del sol zumba mas fuerte que los pensamientos, se me presentaron.  
Alguien cuando lo vió de refilón me dijo "los colibríes aparecen para decirnos que los seres que amamos están bien". 
En algún otro lugar escuché una música que hacía mucho que no escuchaba, como casi hace una vida. Y no tuve acceso al recuerdo, pero si a la certeza que era música que escuchaba mi papá, puta cómo se me olvidó! 
Mientras la empecé a escuchar (podes escuchar vos también conmigo haciendo click aquí), tenía la duda de cómo hacer el broche del collar, no me cerraban las ideas. Hasta que supe que si no visualizaba un cierre quizás era porque éste tenía que ser invisible... Días después recibí un mensaje desde Londres, una alumna que me decía "soñé con vos, y en el sueño yo te decía que tu papá estaba muy orgulloso de lo que haces".





4 comentarios

  1. Guauuu! que entrada1 maravillosa como tu creación!!!! Besos hermosa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sil! Muchos besos a vos y a tu solcito!

      Eliminar
  2. Bellas tus fotos, tus letras. Bella tu historia.
    Bella Melli.
    Siempre un placer pasar por acá.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh!! gracias! Siempre un placer que pases! ♥

      Eliminar

© SubliMeli
Maira Gall